Pensamiento y Materia ¿Son Diferentes?

materia4

La física cuántica ha demostrado que la materia está lejos de ser aquello tangible y “sólido” que pensábamos que era.

Ese concepto “clásico” de la materia es completamente falso y una ilusión de los sentidos y de la mente.

Esto está fuera de toda discusión y   ya ha sido demostrado repetidamente en los laboratorios y lo  puede corroborar cualquier físico moderno

En realidad la materia – a su nivel atómico- es completamente intangible. Tan intangible como lo que llamamos  pensamiento

¿De qué están compuesto nuestros pensamientos?

¿Están construidos o fabricados – a nivel subatómico-  de la misma sustancia que  la materia “tangible”?.

Y ¿pensamiento y materia son prácticamente   lo mismo (físicamente en el campo cuántico a nivel subatómico)?

Esa pregunta aún no tiene respuesta en los laboratorios . Pero los científicos están empezando a inclinarse por un sí definitivo a esta pregunta debido a que la materia – de acuerdo a la teoría e Einstein- es ENERGIA. Y los pensamientos TAMBIEN son energía o pueden tranformarse en energía.

Entonces si -ambos pensamientos y materia- son energía entonces los pensamientos y la materia son LO MISMO. Y su única diferencia estaría en sus grados de vibración o la velocidad a la cual se mueven sus partículas internas.

El antiguo pensamiento de los hermetistas que “los pensamientos son cosas” está comenzando a ser demostrado por la física cuántica

¿Vemos el mundo como REALMENTE ES?

Formular todas las preguntas profundas planteadas en este sitio web abre nuevas formas de estar en el mundo y aporta una bocanada de aire fresco a nuestra existencia y hace que la vida sea más alegre y optimista

El verdadero secreto de la vida entonces no es estar en lo que se conoce sino en lo que NO se conoce aún.

Vivimos en realidad en un mundo donde lo que vemos es apenas la punta de un INMENSO  iceberg de física cuántica que no es observable a los ojos que nos engañan todo el tiempo con ilusiones visuales.

A este mismo INMENSO campo cuántico -demostrado hoy por la física subatómica-  en el esoterismo tradicional y antiguo  le denominaban -porque no tenían otro nombre mejor para nombrarle- “lo invisible”.

La ciencia de la realidad subatómica se llama “física cuántica” y es la única que nos puede dar respuestas de la realidad del mundo “tangible” en el cual vivimos.

La otra física -tradicional y antigua- que veía  los cuerpos como sólidos es incapaz de hacerlo.

La materia no es lo que creíamos -hasta hace muy poco en la ciencia- que era “estática y predecible”

Un pensamiento completamente falso era el pensar -como hacíamos antes- que el espacio estelar estaba vacío y la materia era sólida.

La verdad es que los denominados “cuerpos sólidos” o “materia” que vemos con  nuestros ojos y cerebro están completamente vacíos también. El universo entero está vacío.

La materia “sólida” que vemos  es igualmente insustancial y vacía como el espacio estelar a nivel atómico.

Dentro de los átomos y moléculas que componen los cuerpos físicos están las denominadas “partículas” que ocupan un espacio insignificante del volumen total  de un átomo o una molécula. El resto está completamente “VACÍO”.

Y estas partículas que componen lo único “sólido” de esos átomos y moléculas a su vez están apareciendo y desapareciendo (desintegrándose) todo el tiempo.

Se crean y desintegran. Y nadie sabe ¿De dónde vienen esas partículas que aparecen en los átomos y moléculas? y ¿adónde van cuando se desintegran?

El átomo que compone las moléculas y que es la base de toda la materia “sólida” es un punto pequeño y minúsculo de materia muy densa en el centro rodeado siempre de una nube confusa de electrones que aparecen y desparecen todo el tiempo de la existencia física. Sin que se sepan de donde vienen o adonde van.

E igualmente  este núcleo de “materia densa”  aparece y desaparece de la existencia física tan rápido como los electrones .

Lo más contundente y cercano a la realidad que podemos deducir después de saber todo esto es que esta materia es completamente insustancial y  más bien similar a un PENSAMIENTO. O mejor dicho una especie de bit concentrado de “información”

¿Es así la materia un PENSAMIENTO  del Creador Supremo. O de la Mente Suprema?

Y esta materia sólida que es más bien -en sus base más fundamentales- una especie de bit de información o PENSAMIENTO es a su vez afectada por el pensamiento del ser humano que la observa.

Esto ha sido demostrado con la experiencia de la “paradoja de la cerradura” en los laboratorios  de física.

Cuando una persona mira el experimento la materia se comporta de una forma completamente distinta a cuando nadie la observa. El  observador afecta  con su  presencia -observación- y  sus pensamientos el experimento.

Entonces los científicos están deduciendo que las cosas no son más “sólidas”  que nuestras ideas, pensamientos e información.

Y la aparente solidez de dos cuerpos que se golpean entre si sigue siendo una ilusión de nuestros sentidos. Al golpearse dos cuerpos “sólidos” los electrones que componen sus átomos y moléculas generan una carga que aparta a los electrones del otro cuerpo antes que haya la posibilidad que realmente se toquen.

Y macroscópicamente vemos como si se golpearan entre sí.