Las Siete Leyes Universales, Cósmicas o “Herméticas”

law7

Las 7 Leyes Herméticas Universales

Podríamos llamarlas también las 7 leyes manifestadas del amor Supremo.

La enseñanza Hermética Universal se basa en el principio fundamental de la existencia de un Supremo Poder Creador, que es la causa y la razón del Cosmos y todas las manifestaciones contenidas en el mismo.

En la Academia hermética sostenemos el principio de la UNIDAD EN TODO. Y esto involucra al CREADOR SUPREMO y a todos los seres.

Y la existencia de un poderoso lazo de AMOR uniendo a todos en la creación.

Y este amor manifestado en las 7 leyes o principos herméticos. Que le dan orden e integridad a este Cosmos.

Lo que yo hago afecta a los demás porque aquel OTRO Y YO SOMOS UNO.

Y -asimismo- DIOS Y YO SOMOS UNO TAMBIEN.

Y yo no pudo alcanzar mi máxima evolución espiritual si hay alguien que todavía permanezca en ignorancia de estas leyes universales y en sufrimiento por no saber cómo vivir de acuerdo a ellas.

Me debo esforzar porque mis semejantes se liberen también de la ignorancia y el sufrimiento a lo mejor de mi habilidad.

Los 7 principios universales, leyes cósmicas o divinas, hablan de este Amor supremo esparcido en el universo a través del orden que expresa la voluntad y el amor del creador por su creación.

La enseñanza hermética es que hay infinitos planos de la evolución, en grupos de siete, los cuales se subdividen en siete, y así sucesivamente.

las leyes herméticas sostienen que el Cosmos está regulado por “Las Siete  Leyes “, que se superponen por la ley del AMOR y la Voluntad Cósmica, sobre todo lo que se manifiesta. Desde el átomo hasta la galaxia.

Estas leyes se denominan “herméticas” porque son atribuidas a Hermes un gran sabio de la antigüedad que manifestó su enorme sabiduría cósmica y profundo amor por la humanidad al entregarlas a la posteridad. Sin dogma, sin contaminación, puras y claras.


law2

La  Siete Leyes Herméticas o Cósmicas son:

I. La Ley del Orden y Armonía. Bajo esta ley siempre se manifiesta la Ley y el Orden y Armonía en el cosmos, desde los soles hasta los átomos; desde lo más alto hasta lo más bajo; materia, energía y mente.

No hay Desorden, falta de armonía, o el azar (suerte o  casualidad) en el Cosmos.

El aparente desorden es SOLO una ilusión al no entender las causas ni las leyes herméticas.

Por ejemplo el aparente desorden social en una nación está plenamente gobernado o impulsado por las leyes de causa efecto, del ciclo, del ritmo o periodicidad, o de balance y equilibro. Por una de ellas o por todas ellas juntas.

Esto explica las elevaciones y caídas de los reinos, imperios, civilizaciones y gobiernos; de las revoluciones sociales por ejemplo; de las reformas civiles, que se crean y se descrean con igual facilidad, bajo la operación de las 7 poderosas leyes cósmicas o herméticas

Todas estas son leyes que causan y mantienen el aparente desorden y en realidad perpetúan de esta forma el orden de manera infalible. Ellas son parte de las 7 leyes herméticas que estamos analizando aquí.

El amor puesto en esta ley señala que -aún dentro del peor caos y destrucción- TODO siempre apuntan al bien final de los seres y de la creación. Indica que NINGÚN CAOS creado por el ser humano puede perdurar perpetuamente por la acción aplastante y re-habilitadora de esta Ley.


II. La Ley de Correspondencia o Analogía. En virtud de esta ley, se encuentra una correspondencia y acuerdo entre todas las diversas formas de manifestación. Lo que es verdadero para el átomo, es verdadero y válido  para el  sol. Lo que es cierto y válido para  la ameba es igualmente cierto y aplicable  para el hombre, y los seres por encima del hombre. Lo que es cierto y válido para  la materia, es cierto y válido  para la energía y la mente.

Conocer algo  es conocerlo  todo. “Como es arriba, es abajo“, como la Tabla de Esmeralda de Hermes señala. “Disce Ex Uno Omnes” – “Conociendo a Uno conoces a Todo” como han planteado los antiguos principios universales o herméticos.

Esta ley se aplica en el estudio de los planos superiores, o desconocidos y abstractos,  que pueden ser conocidos al conocer lo inferior. Asi  como son  los sistemas solares  pueden ser conocidos por el estudio de los átomos y las moléculas.

Y como  Pitágoras señala: Primero está el mundo de los hechos, por encima de ellos el mundo de las leyes y más arriba aún el gran mundo de los Principios.  Y unos con otros íntimamente concatenados.

La ley de la analogía nos permite entender lo más complejo y abstracto observando lo más simple y sencillo en la naturaleza o la vida. Y así por el amor de esta ley puesta por la Mente Suprema otorga al ser menos apto la capacidad de entender lo más difícil por esta analogía que une y ata a todas las cosas.

De esta forma por el amor de esta ley el ser humano menos inteligente puede alcanzar la comprensión de un ángel o un dios.


III. La Ley de la Secuencia o “Causa y Efecto”. Esta es una expresión de la Poderosa Ley del Tres que hemos detallado en otra sección especial dedicada a esa Ley y la Ley de Siete o de las “Octavas Herméticas”.  

Bajo  esta Ley, se incluye las actividades de lo que se conoce generalmente como “Causa y Efecto.” Nada sucede por casualidad. Nada sucede sin una manifestación precedente, y una subsecuente  manifestación. Todo tiene sus “antes y después”.

Nada es por si  mismo aislado o independiente de lo que ha ocurrido  antes, ni puede escapar de actuar o influir sobre aquello que viene después. Todo procede de algo, y le sucede algo.

El amor de esta ley permite al menos apto -o aquel que tiene menos recursos en la vida- poder conseguir lo más difícil al poner en acción causas -por sus esfuerzos personales- que INFALIBLEMENTE pondrán -como reacción- en su regazo los resultados buscados.


IV. La Ley del Ritmo. Bajo esta ley se incluye una variedad de fenómenos, entre los cuales uno de los más importantes es fenómeno de la vibración. Todo está en constante vibración, todo lo material, mental o  la energía.

De este hecho  depende la variedad, grados, los estados y condiciones de las manifestaciones en el Cosmos. Todo está en la vibración -lo físico, mental y espiritual. Vibración es la clave del poder relativo, y las actividades relativas.

Controlar la vibración es controlar  todas las fuerzas en el universo.

Por el amor supremo puesto dentro de esta ley el ser humano puede afectar con su pensamiento INTENCIONADO y sentimiento la vibración cuántica de la materia sub-atómica; mediante distintos procedimientos. Y así tener control sobre su cuerpo -su salud física y la de otros- y sobre su mente. Asimismo mantener una elevada vibración sbre su propio entorno físico y ayudar a mejorar el entorno vibratorio de los demás.

El control de las vibraciones forma una parte importante del entrenamiento de Academia Hermética. Los miembros de la Academia Hermética que se entrenan en estos procedimientos alcanzan el grado y la condición de “miembro  angular“.


V. La Ley de Equilibrio o Balance. Esta también es una expresión máxima del amor de la mente Suprema. Y manifiesta la Poderosa Ley del Tres o Trinidad. Considerada sagrada por todas las filosofías y religiones. Y la cual que hemos detallado en otra sección especial dedicada a esa Ley.  

Bajo  esta ley se encuentra una explicación para el equilibrio universal, la ley de compensación y balance, que se observa en todas de las manifestaciones del Cosmos.

Una cosa SIEMPRE equilibra a la otra, en lo físico, sideral,  mental y espiritual.

Todo tiene algo que se le opone, para equilibrarle.  Todo tiene su compensación.También es la ley de justicia universal y también de ella se desprende la ley del servicio y amor hacia nuestros semejantes. LA UNIDAD DE TODOS LOS SERES. Lo que hago a otro me afecta a mi.

Esta ley está íntimamente vinculada a la ley de Causa Efecto. La injusticia es irreal. La aparente injusticia es solo aparente. Nada puede escapar a la justicia o la ley de balance y equilibrio.

Lo que nos parece injusto es solo porque no podemos percibir las causas antiguas que han originado las reacciones actuales por acción de la ley de compensación o equilibrio universal.

Igualmente todo tiene su precio cósmico. Un regalo es un compromiso y una deuda bajo esta ley. Un hurto, una pérdida ocasionado a otro (a) o un aprovechamiento de otro de la debilidad, incapacidad o ignorancia de otro (a) será castigado con interés compuesto por esta poderosa e infalible ley del equilibrio, balance y estabilidad.

En la comprensión de la ley del equilibrio, se encuentra  el secreto del Poder y la Estabilidad social, económica, personal o colectiva.

De esta Ley hermética o cósmica también se desprenden las grandes verdades altruistas llenas de amor universal enseñadas por los Mensajeros de Dios como Jesús y la enseñanza de la regla de oro: “Haz a otros lo que quieres que hagan contigo” y “amaos los unos a los otros”. Y “perdona a tu hermano no siete veces sino setenta veces siete”, etc.

Todo fracaso, pobreza o carencia -individual o colectiva- es debido a que no se ha cumplido debidamente con la ley de compensación, equilibrio o estabilidad. Aún no se ha compensado debidamente por lo que se piensa o desea conseguir o tener

La Antigua Enseñanza de la tradición  contiene fórmulas y la enseñanza detallada de como mantener el equilibrio o balance y la estabilidad a los estudiantes de la Academia Hermética.


VI. La Ley de la ciclicidad o Ciclos. Esta ley en una de sus formas es una expresión de la Poderosa Ley de Siete o de las “Octavas Herméticas”. Que está detallada en otra sección especial.  

En virtud de esta ley de la ciclicidad o Ciclos  se encuentra el movimiento o la tendencia cíclica, o circular en  todas las cosas, físicas, mentales y espirituales.

Todo se mueve en círculos.

El sabio y fuerte convierte  los círculos en espirales.

Los Mundos y átomos; los Cosmos y el hombre; todos están bajo esta ley, y se mueven en virtud de lo mismo.

El amor puesto en esta ley por la Mente Suprema permite a los seres humanos predecir el futuro en relación al pasado. Porque todo se mueve en ciclos.

Permite a los seres humanos prevenir catástrofes naturales antes que acontezcan y prevenir un desastre venidero. Tal como el sueño de las vacas flacas previno al Faraón del futuro desastre de hambre que se abalanzaba sobre Egipto en la antiguedad


VII. La ley de los opuestos (la ley de la polaridad universal). En virtud de esta ley es que se encuentra la explicación de ese hecho maravilloso en la naturaleza, el hecho de que todo tiene su opuesto; de que todo es, y no es, al mismo tiempo; todo tiene su otro lado

Cada verdad no es más que una verdad a medias; todo es una paradoja; cada tesis tiene su antítesis; cada verdad contiene un poco de falsedad, y cada falsedad un poco de verdad; cada hombre  contiene una mujer y cada mujer contiene a un hombre

También el hecho de que las cosas opuestas son semejantes, al final; y  que los extremos se tocan; que las contradicciones pueden reconciliarse. Y que los opuestos se necesitan, complementan y equilibran entre si.

El amor de la Mente Suprema puesto en esta ley permite que siempre exista un opuesto que impide que algo se exceda o provoque daño por exceso.

Porque este opuesto ha sido creado por la generosidad y misericordia Suprema para moderar, templar y equilibrar todo. La existencia únicamente del calor dañaría. Se necesita del frío que el aquiete y tempere. Lo opuesto es igualmente verdadero.

De igual forma la existencia solo lo seco generaría caos. Se necesita la humedad que modere y aquiete la sequedad. Y así se justifica por el amor de la Mente suprema esta grandiosa la ley de polaridad.

En la propia mente existe una polaridad de funciones activa y pasivas que permiten -al adormecer las primeras- generar un fenómeno denominado “unbalance”.

Este fenómeno nos permite -bien aplicado- mejorar todas las limitaciones de las improntas subconscientes generadas por experiencias traumáticas de nuestro pasado. O por la influencia negativa de otras mentes sobre nosotros a una edad temprana.

Esta polaridad permite la existencia de la Ciencia Mental de la “Mayéutica” en la Academia Hermética.

Y como esta ley de los opuestos señala que los opuestos están intrínsecamente vinculados a la ley de equilibrio, estabilidad, balance y compensación. Pues sin ellos no existiría aquella otra ley que ya ha sido analizada.

En esta gran ley cósmica se encuentra el hecho de que las cosas diametralmente opuestas, físicas, mentales, siderales   y espirituales, son  -finalmente y en realidad- solo  los polos extremos de la misma cosa.

De esta forma el sabio médico -semejante a Blagrave o Culpeper o Paracelso- sabe exactamente cuando o en qué momento o tiempo exactamente escoger aplicar algo semejante (igual o simpático) o algo completamente opuesto (antipático) a la naturaleza de ella para curar con certeza la enfermedad física o mental

Y la persona sabia -semejante a Lao Tse o Confucio- sabe exactamente cuando dejar de hacer esfuerzos para recibir o encontrar algo perdido; o entregar para obtener un poder mayor, o callar para darle más valor a la palabra o crear un vacío para que sea llenado cuando se necesite

En esta ley se encuentra también el secreto de la Regeneración Sexual -o el propósito divino del sexo- la Enseñanza Hermética  abarca también estos.


Las 7 Leyes Herméticas y la Academia Hermética

law8

La Enseñanza Hermética, tal como se presenta en las  lecciones privadas de la Academia Hemética, entregadas a sus estudiantes y miembros,  incluye  las fórmulas herméticas universales o cósmicas por medio de las cuales las siete leyes pueden aplicarse, con la mente y la voluntad de la persona, a quienes reciben el nivel de “Ilustrado”  dentro de la Academia

Estos les  permitirá ajustarse sabiamente  a los flujos  de las mareas altas del ritmo, y  neutralizar el impacto de las mareas bajas

También neutralizar los polos opuestos;  respetar en cada acto la compensación; y encontrar y mantener el equilibrio y la estabilidad;  convertir los ciclos en  espirales elevadoras; utilizar sabiamente  la Ley de la Secuencia o “Causa y Efecto

Y así conducir sabiamente su destino en lugar de ser su esclavo (a); y adaptarse para usar cada ley sabiamente en sus proyectos, en su vida diaria, en el perfeccionamiento si.

Estos y muchos otros campos de conocimiento abrirá la Academia Hermética a sus miembros  que reciben las lecciones de las leyes universales, cósmicas o herméticas y -finalmente-  el nivel de “Ilustrado“.

Para aquellos que están listos para comenzar, esta Enseñanza hermética será de mucho interés.

¿Se siente atraído por ella? entonces siga la guía  de su intuición e incorpórese como estudiante o miembro de la Academia.

Si no es así, dejela pasar por el  momento y en su lugar haga saber  de ella a otra persona que SI  esté lista.

Y al hacer esto regocíjese de transformarse  en un valioso instrumento o mensajero de la LEY UNIVERSAL


tabla_hermes

La Tabla de Esmeralda de Hermes Trismegisto: “Como Arriba asi es Abajo” (ver traducción que hizo de ellas Sir Isaac Newton el siglo XVII en otra sección de este  sitio web)