¿Afectan nuestros Pensamientos los cuerpos “sólidos” y la materia?

cuantico2

Los Pensamientos y el Campo Cuántico

De acuerdo a la fórmula matemática de  Einstein E= MC2.

Esta fórmula quiere decir que  ¡la materia ES  ENERGIA!.

Esto respecto a la materia física que es uno de los postulados de la física moderna fue  enseñado por miles de años por la filosofía hermética universal

Y si pensamos en las palabras de  Yogananda un gran filósofo Oriental -ampliamente reconocido y admirado  en Estados Unidos-  que:  “La Voluntad  es aquello que  permite transformar los pensamientos (y las emociones) en energía“.

Significa esto entonces que nuestros pensamientos y emociones transformados en energías (diversas) por nuestra voluntad  ¡se transforman también en materia!.

Y entonces la energía de nuestros pensamientos y la energía de la materia  que son LO MISMO pueden interactuar entre ellas, cómo interactúan  dos cuerpos sólidos en el mundo macroscópico.

Así la materia “sólida” que es más bien una especie de bit de información -o PENSAMIENTO también- es a su vez afectada por el pensamiento del ser humano.

El pensamiento del ser humano afectando a la materia (partículas internas de la materia) fue plenamente demostrado en el laboratorio de física con la experiencia de la “paradoja de la cerradura”.

Cuando una persona mira el experimento la materia se comporta de una forma completamente distinta a cuando nadie la observa. El observador afecta con su presencia -observación- y sus pensamientos el experimento.

De esta manera podemos concluir con plena certeza que nuestros pensamientos y emociones afectan e influyen definitivamente sobre el campo cuántico a nuestro alrededor. A nivel sub-atómico.

Y esta influencia subatómica naturalmente se reflejará también -a su debido momento- en el mundo macroscópico.

Pero igualmente podemos señalar que estos pensamientos y sentimientos -con mayor razón aún- se afectan entre ellos también.

Porque en este “campo cuántico” invisible al ojo desnudo,  los pensamientos y emociones,   crean un  verdadero mundo constituido por  infinidad de  “objetos” cuánticos del pensamiento y objetos de las emociones de su propia materia sutil energética.

Completamente  invisibles  al ojo desnudo tal  como invisible al ojo desnudo son  la energía calórica o los electrones  que constituyen la materia física.

“Los pensamientos son cosas”. Cosas  de materia cuántica (energética).

Y estos “objetos” del pensamiento y “objetos”  de las emociones interactúan entre ellos -unos con los otros- constantemente en el campo cuántico a nuestro  alrededor  y completamente invisibles.

“Los sentimientos y los pensamientos son realidades igual que las mesas y las sillas en el mundo físico. E igual cómo  interactúan los objetos físicos entre sí (un auto colisiona con otro, por ejemplo) los pensamientos y sentimientos interactúan entre ellos y ejercen una influencia sobre las personas y  los objetos físicos también. Hay sentimientos y emociones inadecuadas y algunos de estos pueden ejercer en el mundo del pensamiento y de las emociones un efecto tan devastador como una bala disparada a ciegas sobre otros objetos físicos sobre los cuales impacta”- Enseñanzas Herméticas

Solo hay evolución “espiritual”  verdadera en el ser humano cuando una persona comienza a cuidar (vigilar  y  controlar) sus pensamientos y sentimientos con el mismo cuidado que uno  cuida sus pasos en el mundo físico. Comprendiendo plenamente estas realidades del campo cuántico subatómico.

Pero añadiríamos NO SOLO los pensamientos y emociones, sino también las PALABRAS habladas y escritas y los gestos (lenguaje no verbal o corporal) que son los vehículos de aquellos pensamientos y emociones (1).

Y aquella persona comienza -por la toma de conciencia y el uso pleno de su voluntad- a abstenerse de los pensamientos y sentimientos negativos y a cultivar SOLO aquellos positivos.

Para crear a su alrededor campos cuánticos armónicos y constructivos. Que eventualmente cambiarán completamente la materia “sólida” de que está constituida su mundo objetivo. Y cristalizará en su mundo solo aquello que crea su pensamiento y sentimiento armónico. Salud, éxito, bienestar.

La verdadera  evolución y “espiritualidad” humana comienza cuando uno empieza a tomar de manera definitiva esa actitud respecto a sus pensamientos y sentimientos. ¡Con plena conciencia y voluntad!.

Se ha señalado que en aquellos lugares donde habitó algún gran hombre o mujer santa incluso el clima mejoró.

Y tal como uno NO intenta pasar a través de una pared porque uno se adapta en su vivir diario  a las leyes del mundo físico. Asimismo uno se debe adaptar a las leyes del mundo del pensamiento (mente) y sentimiento (anímico) con la actitud anterior.

Si cientos de personas comienzan a hacer esto día a día su mundo físico alrededor cambiará completamente. Y mejorará del todo.

Una familia, una comunidad, una ciudad, un país que haga esto y puede revolucionar para el bien -de manera silenciosa e invencible- completamente su familia, su comunidad, su ciudad, su país, y el mundo.

Sin necesidad de leyes, ni revoluciones -que traen exactamente el efecto contrario destructivo y desorganizador como lo ha probado muchas veces la historia-, sin aumentar el número de cárceles, ni siquiera endurecer las leyes, ni nada parecido.

Como prueba contundente de lo anterior: Washington D.C. es considerada la capital mundial del asesinato. El verano del año 1993 la Universidad Maharishi reunió a 4000 voluntarios de 100 países distintos que fueron llevado allí a meditar en grupos por largos períodos de tiempo durante el día.

Esto estaba basado en 48 estudios previos similares que había realizado la Universidad. Como resultado -plenamente corroborado por el FBI y la policía de la ciudad- el crimen violento disminuyó durante aquel tiempo en un 25 %.

Esto demuestra que como personas afectamos -segundo a segundo- el mundo de la realidad objetiva. Cada uno de nosotros por los pensamientos y emociones que sostenemos. De manera benéfica o maléfica. En conjunto ¡lo estamos haciendo todos a cada instante!

Lo que ocurre a nuestro alrededor, familia, comunidad, ciudad, país, ¡es NUESTRA RESPONSABILIDAD!

El “materialismo ilusorio” y muchas también las religiones despojan a la gente de la sensación de ser responsables de si mismas y del mundo. Pero la física cuántica que apoya al hermetismo universal -al ser tomada en serio- pone exactamente la responsabilidad en nuestro propio regazo.

Rubén Clymer -un gran maestro de hermetismo del pasado- en repetidas ocasiones señaló que la Ley de la humanidad del futuro sería “la ley de la responsabilidad personal”.

La física cuántica que sustenta poderosamente los planteamientos del hermetismo universal nos hace saber que el mundo es muy grande y MISTERIOSO. Y la mayor parte de este mundo invisible a nuestros ojos y operando con leyes muy misteriosas -donde por ejemplo un cuerpo físico puede estar simultáneamente en dos lugares a la vez. Y los cuerpos se crean y desintegran a cada instante.

El estudiante de la física cuántica -al igual que el estudiante del hermetismo miles de años atrás- asume responsabilidades consciente por lo que ocurre en su mundo, que él afecta con sus pensamientos y emociones. Y frente a este misterio enorme del mundo cuántico -y del hermetismo- se da cuenta que tiene edad suficiente para decidir por si mismo/a.

¿Es el mundo y cada persona un gran misterio y un gran enigma?. Ciertamente que si.

Nota

(1) Hay otra página en este sito web dedicada completamente a la “pruebas contundente que los pensamientos, emociones e intención -incluyendo la palabra hablada, escrita y el gesto como vehículos de aquellos- afectan la materia sólida” especialmente el agua y los alimentos. Al analizar los experimentos contundentes realizados por el Dr. Masaru Emoto de japón descritos en su libro “Los Mensajes del Agua”